NOTA CGT-RTVE ANTE LOS INFORMES IDEOLÓGICOS EN RTVE

Miércoles, 17 de abril de 2013

La sección sindical de CGT en RTVE condena en los términos más duros lo ocurrido con la exdirectora Programas y Gestión de los Servicios Informativos de TVE, Cecilia Gómez.

Lo que ha trascendido revela actitudes típicas de regímenes totalitarios, donde se marca y se ficha a las personas por sus tendencias u opiniones, reales o supuestas. Denota además un nulo respeto por un órgano electo y democrático como es el Consejo de Informativos.

Desde esta sección hemos denunciado de manera sostenida las prácticas de manipulación y censura de esta Dirección, que ha demostrado su desprecio absoluto por el Estatuto de la Información. Nos preguntamos cuántos informes políticos de trabajadores de RTVE puede haber en los cajones de la Dirección.  

Desde CGT pensamos que esta situación no se soluciona con la dimisión o cese de Cecilia Gómez. Esta persona fue nombrada por Julio Somoano y es difícil creer que el director de Servicios Informativos de RTVE era ajeno a su labor de “vigilante”. Más aún cuando Cecilia Gómez debe conocer muy bien la labor de “Julio” antes incluso de su llegada a TVE, cuando este gestionó el hundimiento de Telemadrid junto a directivos como Fernando Cepeda, pareja de Cecilia y jefe de Relaciones Laborales de la autonómica, es decir, el directivo que despidió fraudulentamente a 800 trabajadores.

Gómez fue uno más de tantos nombramientos sospechosos después de que el PP retomara para el partido en el poder el control de RTVE.

Por todo ello exigimos la dimisión de Somoano, la destitución de la consejera Rosario López Miralles, a la que supuestamente iba dirigido el ignominioso informe, y explicaciones públicas por parte del presidente de la Corporación, Leopoldo González-Echenique.

Sección sindical CGT-RTVE

DESCARGA AQUÍ LA NOTA EN PDF

Echenique no tiene capacidad para asegurar el empleo en RTVE

Últimamente las comparecencias del presidente de RTVE, Sr Echenique, están resultando muy interesantes, unas veces por lo que dice, otras por lo que no dice y otras porque cuando intenta eludir la respuesta acaba diciendo algo sin querer. Aunque hay que reconocerle una cierta maestría en intentar llevar los temas donde le interesa, con lo que el soniquete ya empieza a cansar.

 

DESCARGA AQUÍ EL PDF